Contacta con el autor

  1. E-mail(*)
    Por favor escriba una dirección de e-mail correcta
  2. Mensaje
    Por favor complete este campo obligatorio.

  • Slider 1
  • Slider 2

Técnica para elegir el sexo de los hijos

Hoy en día a principio del siglo XXI donde nos encontramos, se dice, se piensa o se cree que en la especie humana el sexo de los hijos lo decide o lo determina el padre simplemente porque el padre tiene un cromosoma sexual X que representa a la hembra y un cromosoma sexual Y que representa al varón. Pues en la especie humana, el padre y la madre desde el acto sexual simplemente deciden engendrar el hijo, mientras que el sexo está determinado o lo determina las condiciones en las que se encuentran, se unen o se aparean los cromosomas sexuales XY del padre y los cromosomas sexuales XX de la madre en el momento de la fecundación del óvulo. Pues como expongo aquí desde este manual, en la especie humana como especie racional, los matrimonios o las parejas desde el acto sexual podemos decidir cuáles son las condiciones en las que se tienen que unir, juntar o aparearse los cromosomas sexuales XY del padre y los cromosomas sexuales XX de la madre para engendrar, reproducir o crear el varón o la hembra.

Evidentemente la técnica racional por la cual la especie humana como especie racional podemos elegir o seleccionar el sexo de los hijos por vía natural y a la vez impedir la transmisión de ciertas enfermedades hereditarias como por ejemplo: la hemofilia, la distrofia muscular Duchenne, el síndrome X frágil, la enfermedad de Huntington, la atrofia muscular espinal o la fibrosis quística etc. no ha sido descubierta desde los estudios teóricos científicos que a lo largo de los siglos se han realizado en los sistemas reproductivos de las especies irracionales. La técnica racional por la cual la especie humana podemos elegir o seleccionar el sexo de los hijos por vía natural y a la vez impedir la transmisión de ciertas enfermedades hereditarias ha sido descubierta desde el estudio teórico y práctico realizado en el sistema reproductivo de la misma especie humana.

Por consiguiente una técnica, un método o una formula racional para elegir o seleccionar el sexo de los hijos por vía natural y a la vez impedir la trasmisión de ciertas enfermedades hereditarias con más sentido común y más acorde a nuestros tiempos y a nuestra cultura, avalada y corroborada por las respuestas a las muchísimas preguntas que la especie humana desde hace siglos nos hemos hecho y nos hacemos sobre nuestra sexualidad, las cuales evidentemente solo han podido ser resueltas o respondidas desde el estudio teórico y práctico realizado en el sistema reproductivo de la especie humana. Pues como todo en la vida, la práctica supera y enseña más que la teoría.

Evidentemente con esta técnica, método o formula racional, a partir de ahora sin polémicas de edad o condición social, sin tratamientos o medicamentos y sin técnicas artificiales peligrosas y costosas, por muchísimo, muchísimo, muchísimo menos y con una garantía del 100% podemos elegir o seleccionar el sexo de los hijos por vía natural y a la vez impedir la transmisión de ciertas enfermedades hereditarias. Pues si has decidido que se cumplan tus deseos, “Felicidades”

Enrique Muñoz Lara